Volver a Índice INSTITUCIONES Y REDES

EL PREMIO “ELLEN RICHARDS”

Ida Henrietta Hyde M Carey Thomas Ellen Richards EZN

Ida Henrietta Hyde - M Carey Thomas - Ellen Richards - La Estación Zoológica de Nápoles en 1872

Ida Henrietta Hyde y M. Carey Thomas se conocieron en 1891. M. Carey era profesora en el Bryn Mawr College, una universidad femenina de Filadelfia. Ida, que había trabajado desde los 14 años, comenzaba entonces, con 31, sus estudios de graduado: el Bryn Mawr le había concedido una de las becas que destinaba a alumnas con dificultades económicas. Terminado su graduado en biología, una nueva beca, esta vez de la Asociación de Mujeres Universitarias (AAUW), permitió a Ida hacer su doctorado en Heidelberg y realizar algunas investigaciones en el laboratorio alemán más importante del momento: la Estación Zoológica de Nápoles. Al regresar, Ida tenía muy claro lo importantes que podían ser las becas para muchas mujeres que querían acceder a la enseñanza y la investigación científicas. Habló con su amiga M. Carey, y entre las dos fundaron, en 1898, la Naples Table Association for Promoting Laboaratory Research by Women (NTA): llenas de entusiasmo, convencieron a varias mujeres para que contribuyeran con 50 $ cada una, y así financiaron el precio que costaba anualmente reservar una mesa de laboratorio en la Estación Zoológica de Nápoles. Para seleccionar, cada año, a la mujer que disfrutaría de esta oportunidad, establecieron un premio, que se concedería “al mejor trabajo de investigación escrito por una mujer -de cualquier nacionalidad- en un tema científico, que incluyera nuevas observaciones y nuevas conclusiones”. Desde 1911 el premio se llamó “Ellen Richards”, en recuerdo de una de las mujeres más activas de la NTA, que había fallecido.

A pesar de ciertas dificultades para seleccionar a las ganadoras, la  NTA concedió su premio seis veces entre 1903 y 1924: Florence Sabin (1903), del Johns Hopkins Medical School, Nettie Stevens (1905), del Bryn Mawr, Florence Buchanan (1910) e Ida Smedley MacLean (1915), ambas del University College of London, Eleanor E. Carothers (1921), de la universidad de Pennsylvania, y Mary E. Laing (1924), de la universidad inglesa de Bristol. La mayoría de las que disfrutaron de la pensión en la Estación de Nápoles eran –o serían poco después- profesoras de los women’s colleges: Mary Willcox del Wellesley y más tarde del Vassar, Florence Peebles del Byrn Mawr y luego del Goucher, Emily Ray Gregory del Wells College y después del American College for Girls in Constantinopla, Cornelia Clapp del Mount Holyoke, Nettie M. Stevens del Bryn Mawr. De esta manera la NTA contribuyó indirectamente a elevar la calidad didáctica de los establecimientos donde estudiaría la siguiente generación de mujeres.

En 1901, la NTA tenía suficiente fuerza como para plantearse la financiación de un puesto de investigación en un nuevo laboratorio de biología norteamericano: el Marine Biological Laboratory de Woods Hole, Massachusetts (MBL). Fundado en 1888, este laboratorio fue extraordinario para su tiempo por defender la presencia de mujeres estudiantes de ciencias en igualdad de condiciones con los hombres. En los primeros años, aproximadamente un tercio de las clases de estudios científicos avanzados estaba constituido por mujeres procedentes de muchas zonas del país. Tanto individualmente como formando grupos sociales y educativos, las mujeres fueron esenciales para conseguir aproximadamente la mitad de los fondos requeridos, que procedían de asociaciones como la NTA y los colleges. Uno de los primeros logros del MBL fue la elevada formación que adquirieron las mujeres que posteriormente se dedicaron a la enseñanza de las ciencias en escuelas superiores y colleges. Aunque el MBL no era una institución que concediera titulaciones, muchas de las primeras estudiantes realizaron allí sus trabajos para obtener el doctorado en biología. Algunas de las mujeres que trabajaron en el MBL en los primeros años fueron: Cornelia María Clapp (1849-1934), Ida Henrietta Hyde  (1857-1945), Julia Barlow  Platt (1857-1935), Nettie Maria  Stevens (1861-1912), Gertrude  Stein (1874-1946), Mary Jane  Hogue (1883-1962), Ethel Browne Harvey (1885-1965), Rebecca Craighill Lancefield  (1895-1981), Sally Hughes Schrader  (1895- ), Margaret Sumwalt  (1901-  ), Barbara McClintock  (1902-1992), Florence Marie Scott [hermana de la Caridad] (1902-1965), Rachel Carson  (1907-1962) y Jewel Plummer Cobb  (1924-  ).

Ir a 4. La incorporación de las mujeres a las sociedades científicas

Volver a Índice INSTITUCIONES Y REDES