Volver a Mujeres en Biología / Volver a Indice Cronológico / Volver a Indice Alfabético

JIMENA FERNÁNDEZ DE LA VEGA LOMBÁN (1895-1984)

Jimena Fernández de la Vega fue una de las primeras españolas en obtener el Doctorado en Medicina.

Dedicada fundamentalmente a la investigación sobre la herencia, introdujo en España las ideas y técnicas de la genética aprendidas durante sus estancias en Alemania y otros países europeos. En España trabajó principalmente sobre herencia y constitución, como discípula y colaboradora de fisiólogos como Nóvoa Santos, Pittaluga y Marañón.

En 1933 fue nombrada directora del Servicio de Genética y Constitución creado en la Facultad de Medicina de Madrid, que, aunque no llegó a desarrollarse como centro de investigación, sirvió de puerta de entrada de las teorías genéticas en los medios académicos de la medicina española.

Destacó asimismo en su dedicación a la Hidrología Médica. Tras opositar en 1945 para el Cuerpo de "Médicos de Baños", se convirtió en la primera española directora de Balnearios.

 

Gregorio Marañón, en el prólogo para el libro de Fernández de la Vega "La herencia fisiopatológica en la especie humana" (1935), define así a la autora: "Fina discípula de Pittaluga, de quien recibió la exactitud y la perspicacia que son marchamo de su escuela; y del inolvidable Nóvoa Santos, que supo ver, desde su Santiago escondido, los panoramas más vastos de la ciencia universal. Pasó luego años largos en Viena y en Génova, al lado de J. Bauer y N. Pendes, de los que aprendió la técnica especial y la información de escuela de ambas propagandas de la actual Constitucionología; y además la apetencia por todo lo que no estaba en la Escuela, sino fuera de ella, incluso en contra de ella. Con ese bagaje ha vuelto a España y de ella esperamos una colaboración importante en la obra en que todos andamos empeñados".

Jimena FV
Jimena Fernández de la Vega nació en Vega de Ribadeo (hoy Vegadeo, Asturias*), el 3 de junio de 1895, junto a su hermana gemela Elisa. Su padre, Wenceslao Fernández de la Vega, nacido en Castroverde (Lugo), era médico y ejercía en Vega de Ribadeo, donde se había casado con Dolores Lombán. En 1909 nacería su hermano Wenceslao.

Jimena y Elisa hicieron el bachillerato en el Instituto de Lugo entre 1909 y 1913, cursando todas las asignaturas en enseñanza no oficial y no colegiada. En el examen de grado que realizaron en junio de 1913, Jimena obtuvo la calificación de Sobresaliente tanto en la Sección de Letras como en la de Ciencias. Durante el último curso del bachillerato (1912-13) las dos hermanas cursaron simultáneamente en el Instituto de Santiago la asignatura de alemán en enseñanza libre, y comenzaron la de "fisiología humana teórica y experimental" en la facultad de medicina.

Entre 1913-19 completaron los estudios de medicina en la universidad de Santiago como alumnas de enseñanza oficial no colegiada, convalidando los idiomas francés y alemán que habían cursado con anterioridad en los institutos de Lugo y Santiago. En junio de 1919 realizaron el examen de grado de licenciatura, que aprobaron con Sobresaliente, y en septiembre ambas hermanas se presentaron a los ejercicios de oposición al Premio Extraordinario, consiguiendo Jimena uno de los dos premios concedidos.

titulo«Y prohibimos que ninguna mujer pueda entrar en la cámara de ningún lector, capellán, colegial ni familiar, so pena de privación por tres meses al que lo consintiere, si no fuera madre o hermana». Esa era la norma escrita que regía en la universidad compostelana desde finales del siglo XVII.

Jimena y Elisa Fernández de la Vega fueron las primeras mujeres en conseguir una licenciatura en la Universidad de Santiago de Compostela. El artículo redactado por Josefa Paredes para El Mundo (2004) narra la experiencia universitaria de las dos jóvenes: "Pero cuando llegaron a la Facultad de Medicina de Santiago, se toparon con los ojos escépticos de alumnos y bedeles, que les perdonaban la vida cuando se las cruzaban en los pasillos. Un compañero de clase solía escoltarlas hasta las aulas porque las increpaban. Jimena era alta, de mirada directa, tez sonrosada, y semblante serio. Elisa, delgada, de facciones finas, con los ojos más tristes. Ante los comentarios despectivos, levantaban la cabeza y seguían adelante.Jimena y Elisa

Tampoco de los profesores se podía esperar más. Un día uno de ellos hizo en clase, recuerda un hijo de Elisa, un comentario «poco caballeroso» hacia ellas, provocando las risas de todos suscompañeros. Pero no se arredraron. Decidieron levantarse, marcharse, no volver a la Facultad y examinarse por libre. El profesor envió días después a dos de esos alumnos, José Arijón y Gumersindo Sánchez Guijande, a mediar con ellas para que regresaran.El día que volvieron, el profesor les pidió públicamente disculpas."

Jimena y Elisa

Pensionada por la Junta para la Ampliación de Estudios

Entre 1923 y 1927, Jimena Fernández de la Vega estuvo pensionada por la JAE en Alemania y Austria para realizar estudios de "herencia mendeliana con aplicación a la clínica".

A finales de 1923 viajó a Berlín, donde estudió biometría y realizó prácticas clínicas con los médicos alemanes Kraus y Brugsh. Siguiendo el consejo de Erwin Baur, en 1925 viajó a Hamburgo para trabajar con el profesor Poll, director del "Seminario para estudios de la Herencia" del Instituto Anatómico y Genético de la Universidad. Allí realizó un primer trabajo sobre biología y patología general, que Jimena describe en la memoria de la pensión del año 1925.

dibujos de DrosophilaGracias al favorable informe del Dr. Pittaluga sobre los trabajos presentados y a la carta en la que Poll apoyaba la solicitud de Jimena, la JAE le concedió una prórroga de la pensión para el año 1926. En su carta, Poll afirmaba que Jimena estaba en el Instituto desde finales de agosto trabajando con él mediante el "Método de investigación de constitución y herencia", y justificaba que ella hubiera empleado la cuarta parte del año en la Genética experimental y con el "método de gemelos" en humanos, y que, por ser el tema de la genética humana tan amplio, no hubiera podido terminar su trabajo.

Jimena aprendió con Poll las técnicas utilizadas con Drosophila, y realizó los estudios de herencia mendeliana que aparecen recogidos en su publicación "Experimentos de genética en Drosophila" (1928).

En noviembre de 1926, Jimena viajó a Viena, donde trabajó con Julius Baur en la Allgemeine Poliklinik hasta finales de enero de 1927, estudiando "problemas constitucionales", en lo que Baur era uno de los grandes especialistas. En febrero de 1927 Jimena presentó a la JAE la memoria de su estancia como pensionada, con dos trabajos: "Estado actual de la Biología y Patología Gemelar en su relación con los problemas hereditarios" (Hamburgo, 1926) y "Drosophila y Mendelismus" (Hamburgo, 1927).

La Facultad de Medicina de Madrid

Al regresar a España en 1927, Jimena encontró que la genética despertaba todavía un escaso interés entre los médicos. Animada por el entusiasmo de profesores como Pittaluga, Nóvoa Santos y Marañón, se ocupó en la traducción de obras de Baur y otros fisiólogos alemanes, y publicó artículos con el fin de divulgar los conocimientos adquiridos en Alemania y Austria.

instituto español hematología
instituto español de hematología y hemoterapia

Durante estos años  trabajó fundamentalmente en el Servicio (Instituto) de Patología Médica del Hospital General de Madrid y en el Laboratorio Central de Investigaciones Clínicas de la Facultad de Medicina de Madrid, dirigido por el Dr. Pittaluga. En 1928 y 1929 se publicaron artículos suyos en los Anales del Servicio de Patología Médica (Hospital General de Madrid), en los Archivos de Cardiología y Hematología (publicación periódica del Laboratorio Central de Investigaciones Clínicas y consulta pública de enfermedades de la sangre de la Facultad de Medicina de Madrid) y en Archivos de Neurobiología.

Más adelante (posiblemente en 1930), Hermann Poll y Julius Baur viajaron a Madrid invitados a dar unas conferencias, y Poll sugirió al fisiólogo Pi i Suñer -entonces miembro del Consejo de Cultura del Ministerio de Instrucción Pública- que se crease algún laboratorio para la investigación en genética humana. En 1933 fue creada la Sección de Genética y Constitución de la Facultad de Medicina de Madrid, dependiente de la Cátedra de Patología de Nóvoa Santos, de la que Jimena Fernández de la Vega fue nombrada directora (director-jefe).

Ese mismo año (1933), Fernández de la Vega participó en las Primera Jornadas Eugénicas Españolas, celebradas en Madrid, en las que impartió un cursillo titulado La herencia biológica en el hombre. En las Jornadas coincidiría con Antonio de Zulueta, quien expuso temas generales de genética en su intervención La herencia en los animales y plantas.

Tras ser nombrada directora de la Sección de Genética, Jimena recibió una beca de la JAE para ponerse al día en los temas de herencia y constitución en Italia y Alemania. La beca tendría una duración de un curso académico, pasando un semestre en Italia y tres meses en Alemania. Permaneció en Génova desde octubre de 1933 hasta 1º de abril 1934 en el Istituto di Clinica Medica. Su director, Nicola Pende, certificó la estancia de Jimena y su trabajo de investigación en el campo de la endocrinología y constitución. En opinión de este profesor, Jimena demostró tener "una perfecta preparación para la investigación científica y gran cultura clínica".

A continuación, Jimena se trasladó a Berlín para trabajar en el Keiser Wilhelm Institut, donde realizó un trabajo de investigación sobre la herencia de las formas y de las diferencias de forma de los glóbulos rojos de la sangre humana, utilizando el método de los gemelos. La pensión tenía que finalizar en junio de 1934, pero tras una solicitud de prórroga, avalada por el director del Instituto, Eugen Fischer, Jimena pudo permanecer en Berlín hasta octubre del mismo año. Según escribía Fischer en octubre de 1934, el trabajo de Jimena iba a publicarse con el título "Vererbungsfragen der Blutkörperchen" (preguntas sobre la herencia de los eritrocitos), ya que la comprobación de la herencia de los grupos sanguíneos sería de gran utilidad para la medicina práctica (enfermedades de la sangre, etc.).

A su regreso a España, la situación de la Sección de Genética había cambiado, especialmente a causa de la muerte del profesor Nóvoa Santos. En lugar de ser un laboratorio para trabajos experimentales, la Sección quedó convertida en un Seminario de Estudios de Genética,de tipo teórico.
En el curso 1934-35, Jimena fue invitada por Marañón a dar un cursillo para los médicos en el Instituto de Patología Médica sobre la herencia fisiopatológica; el contenido de sus exposiciones fue publicado en forma de libro en 1935.

Hidrología médica

Después de la Guerra Civil, la carrera profesional de Jimena Fernández de la Vega se orientó hacia la Hidrología. Tras ganar las oposiciones para "Médico Hidrólogo", se convierte en la primera mujer directora de Balnearios en España: Guitiriz (Lugo), Montemayor (Salamanca), Baños de Montemayor (Cáceres), Cestona (Guipúzcoa) y Lanjarón (Granada).

En 1946 se publicó su libro "Hidrología y materia biológica. Lecciones adaptadas al programa de las oposiciones a Médicos Hidrólogos".

Continuó asimismo con sus tareas en la Sección de Genética de la Facultad de Medicina, tras reobtener su cargo como "Director y Jefe" en concurso oposición de 1957. En este cargo permaneció activa hasta su jubilación, que fue prorrogada hasta el 1 de diciembre de 1966, con 71 años cumplidos.

 

Publicaciones de Jimena Fernández de la Vega y Lombán

Bibliografía
Hasta el momento no se ha publicado una biografía completa de Jimena Fernández de la Vega, aunque es citada en estudios históricos:

Delgado Echeverría, Isabel. El descubrimiento de los cromosomas sexuales. Madrid: CSIC; 2007; 350-360.

Pinar, S. José Fernández Nonídez, introductor de la teoría mendeliano-cromosómica en España. En: Candela, Milagros (ed.). Los orígenes de la genética en España. Madrid: Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales S. A., 2003.pp. 235-257.

Pinar, Susana. The Emergency of Modern Genetics in Spain and the Effects of the Spanish Civil War (1936-1939) on Its Development. J. Hist. Biol. 2002; 35: 111-148

Magallón Portolés, Carmen. Pioneras españolas en las ciencias. Las mujeres del Instituto Nacional de Física y Química. Madrid: C.S.I.C.; 1998.

García Martínez, José. Aportaciones a la Historia de la Genética Española (1920-1936). Madrid. Trabajo de Licenciatura (inédita): Facultad de Biología, Universidad Complutense de Madrid; 1984. José García Martínez entrevistó a Jimena Fernández de la Vega en Galicia poco antes de su muerte.

Existen asimismo d ocumentos guardados en los Archivos de la JAE, Residencia de Estudiantes (Madrid) y los Archivos de Alcalá de Henares.

* Antonio Javier Sánchez Castro nos aclaró que la Vega de Ribadeo en su momento perteneció a la provincia de Oviedo y que en la actualidad pertenece a la provincia de Asturias (no Lugo, como yo había escrito en anteriores publicaciones). Asimismo nos informó de que actualmente Vega de Ribadeo es Vegadeo: desde finales del XIX a nivel eclesiástico, desde la segunda década del XX a nivel administrativo. Vaya aquí mi agradecimiento por su colaboración.

 

Isabel Delgado Echeverría

actualizado: julio 2017

Volver al principio